Sin salir de NCS podrá cumplir con sus nuevas obligaciones

El nuevo Reglamento europeo en materia de protección de datos (RGPD) aplicable a partir del 25 de mayo próximo establece una doble obligación para su empresa:

  • En primer lugar, que el software utilizado para gestionar su empresa esté dotado de las seguridades adecuadas.
  • Y en segundo lugar, que las actividades desempeñadas en su empresa contemplen las obligaciones formales definidas en el nuevo Reglamento, o lo que es igual, controlar los tratamientos que se le dan a los datos personales en su empresa.

Para cumplir con ambas obligaciones NCS ha desarrollado un completo análisis relativo a la pequeña y mediana empresa, que incluye desde la propia seguridad técnica de los datos personales (encriptación, controles de acceso, portabilidad, bloqueo, etc.) hasta la confección por la propia empresa de todos los tratamientos que se desprenden de su actividad, así como el resto de obligaciones exigidas, tanto por el Reglamento como por la nueva Ley Orgánica de Protección de Datos (análisis de riesgos, evaluación de impactos, notificación de quiebras de seguridad, consulta previa, deber de información, respuesta a derechos ejercidos, etc.).

Con la solución de NCS para su empresa, evitará (con un costo sorprendente) tener que contratar de forma independiente con empresas de protección de datos y de seguridad informática, que tan solo podrán ofrecerle (con un elevado costo) soluciones parciales o incompletas y posiblemente inviables en la práctica.

Próximamente dispondrá de una información completa sobre nuestra solución, e incluso, si ya es cliente de NCS, dispondrá de nuestro módulo para protección de datos incorporado con periodo de carencia al software NCS que esté utilizando.